LOS CAÑONES DE NAVARONE (The guns of Navarone) – 1.961

Los-canones-de-Navarone2

Director: J. Lee Thompson

Isla de Navarone (Grecia), 1.943. En la isla griega de Kheros, cerca de la costa turca, quedan 2.000 soldados británicos. Los alemanes preparan una ofensiva para acabar con ellos. Además les tienen cortada la retirada por dos grandes cañones instalados en el interior de una montaña de roca completamente indestructible desde el aire y desde el mar. Sólo quedan seis días para que estos hombres puedan ser rescatados y si no son neutralizados los cañones, no lograrán pasar. Un pequeño grupo de comandos es enviado a Navarone con la misión de destruir los cañones; una vez allí serán ayudados por la resistencia griega. Las posibilidades de éxito son muy remotas pero es necesario hacer un último intento. Los comandos logran llegar a la isla donde son perseguidos y atacados en muchas ocasiones por los alemanes; incluso son capturados. Logran escapar y pasan verdaderos apuros intentando acercarse a la fortaleza inexpugnable donde se encuentran los cañones.

La película presenta un argumento bien construido, rico en situaciones y con un ritmo sostenido que logra mantener el interés del espectador sin altibajos. La primera parte en que se nos explica con amplitud de detalles la misión, el viaje hasta la isla, el encuentro con la Resistencia, la captura del comando, el resto del acercamiento a la fortaleza conforman un relato lleno de emoción y de gran solidez narrativa.

Los-canones-de-Navarone3

La tensión que se crea entre los personajes llena buena parte del metraje haciéndonos esperar los desenlaces parciales de cada una de ellas. La primera de estas tensiones se crea entre el Coronel Andrea Stavros (Anthony Quinn) y el Capitán Mallory (Gregory Peck) por un suceso de varios años atrás en que el primero perdió a su familia. Pero el respeto entre ellos se mantine hasta haber cumplido su misión. El segundo es también entre Mallory y el Cabo Miller que cuestiona constantemente las órdenes del Capitán. Miller no quiere asumir responsabilidades, actitud que está presente en todo lo que hace así como en los reproches a su superior. El tercer enfrentamiento se produce, cómo no, también entre el Capitán y el soldado Brown (Stanley Baker) que parece que ha perdido la sangre fría por la que fue elegido para la misión así como la confianza de su oficial al mando.

El reparto estelar ya mencionado se completa con Irene Papas en un papel secundario (María Pappadimos, miembro de la Resistencia) perfectamente ejecutado. Anthony Quinn está magnífico, David Niven magistral y Gregory Peck sublime. Añadiré por último a Stanley Baker que se queda en la corrección pasando prácticamente desapercibido. También aparece en poco menos que un cameo Richard Harris.

Los-canones-de-Navarone4

La ambientación no es lo más destacable de la película: aunque tiene momentos estelares en este apartado como los decorados de los cañones y la magnífica escena de la tormenta; falla en la fidelidad de los vehículos que no son ni parecen alemanes: eran del ejército griego y todos norteamericanos. Los efectos especiales, por los que ganó el oscar, son estupendos: las explosiones están tan bien hechas que parecen realizadas con los adelantos actuales y no de los primeros años sesenta.

Sobre el realismo decir que me gustó, por ser raro en las películas de la época, que un herido lo esté realmente y no pueda continuar con la misión. Por lo demás, hay sucesos poco creíbles como el hecho de que todos pudieran escalar el acantilado sin mayores problemas, o que estén detenidos con las manos libres y con tan poca escolta cuando se supone que son unos peligrosísimos comandos enemigos.

Me gusta especialmente la escena en que Stavros hostiga a los alemanes en la ladera de la montaña antes de llegar a la cita con la Resistencia en San Alexis. También son magníficas las dos escenas en que se luce David Niven en el Monasterio tras haber abandonado al Comandante Roy Franklin, y cuando desenmascaran al traidor. Pero la mejor escena es sin duda la ya mencionada de la tormenta en que pierden el barco con gran parte de su equipo. Parece ser que se rodó en un gran decorado con el barco movido por un mecanismo hidraulico y con enormes mangueras de los bomberos de Londres echando agua a mares, nunca mejor dicho.

Lo que menos me ha gustado es el duelo estilo Western entre Spyros Pappadimos (James Darren, conocido cantante Pop) y un oficial alemán. Esta secuencia parece absurda y desentona del conjunto de la película ya que no tiene ningún sentido que se sacrifique innecesariamente. Además hay un fallo importante: es cuando los alemanes están buscando los explosivos en la estancia de los cañones y vemos a unos soldados pasando un detector de minas sobre unos railes.

Como anécdota parece que fueron los tres actores principales Niven, Quinn y Peck, especialmente éste último, los que eligieron al director J. Lee Thompson habiendo desechado a otros.

La frase. Stavros a María Pappadimos sobre la forma en que acaba de morir su hermano: “olvidó para qué vinimos”.

Una película inolvidable de aventuras bélicas, con un reparto espectacular, con una trama argumental muy bien hilada y un ritmo creciente que nos lleva a un final apoteósico y emocionante: las sirenas de los destructores británicos sonando a coro. Imprescindible.

Anuncios

29 Comments

  1. Hola. A mí también me gustó esta peli, esta muy bien. Me gusta que haya sitios donde se comentan películas bélicas porque parece que leyendo esos comentarios estoy viendo de nuevo la película o me dan ganas de volverla a ver.

    Adiós

    Responder

  2. Buenas

    Coincido contigo que es una de las grandes películas bélicas sobretodo por su banda sonora. Aunque personalmente opino que no se merecía el oscar a efectos especiales (aunque claro, la competidora de ese año tampoco es que fuera muy alla en ese aspecto). Compitió en otras categorías, pero tuvo la mala suerte de coincidir con “West side history”

    Si hay una cosa que no me gusta es hacia el final cuando Quinn y Darren consiguen parar ellos solitos con un par de Stens y unas granadas a la mitad del ejército alemán. Y efectivamente, la escena del duelo es ridícula.

    Como bien dices la película está llena de grandes momentos. El que más me gusta y por lo que en mi opinión esta película es un clásico que perdurará, es el duelo dialectico entre David Niven y Gregory Peck al descubrir al traidor. Niven le pone las peras al cuarto de lo que significa tener responsabilidad de mando y no delegarla en los otros.

    Un saludo

    Responder

  3. Reisman:

    Estoy de acuerdo en que es demasiado que sólo dos hombres puedan detener a tantos. Pero lo principal es que la cinta es entretenidísima y con el sufiente realismo como para que no parezca demasiado fantástica. Hombre, hay que tener encuenta que no podemos exigir el mismo nivel de realismo que para las películas actuales. En esa época todo está cubierto por un velo de heroismo y de inocencia de los buenos que no se acerca a la realidad para nada, pero que tiene un cierto sabor nostálgico.

    Gracias por intervenir.

    Un saludo

    Responder

  4. Buenas Steiner

    Muy completo tu comentario. Poco más que añadir, salvo que esta película es el típico ejemplo de cine de “aventuras” (bélicas en este caso) del bueno. Con un buen guión, buenos actores, y ajustada dosis de acción. Como bien señalas y como era un vicio común en muchas peliculas de la II GM los 60, hay escenas poco creibles, pero se le perdona ese pequeño vicio coyuntural por las enormes dosis de entretenimiento que proporciona el film.

    Uno de los pequeños clásicos del género.

    Saludos

    Responder

  5. Kleist:

    Yo disfruto igual visionando películas como ésta; creo que no siempre tienen por qué estar llenas de sangre, y a veces podemos disfrutar de esta falta de realismo siempre que se compense con grandes dosis de acción y buen ritmo.

    Gracias por el comentario. Un saludo

    Responder

  6. Extraordinaria película bélica y en donde J.Lee Thompson nos cuenta una historia de visión obligatoria tanto para los amantes de este género como para los que no (aunque creo habrá muy pocos), pero por si acaso. Y es que cuenta con unas escenas verdaderamente impactante (la voladura de los cañones, para la historia) y que decir de su reparto de auténtico lujo, y con una banda sonora, que fue todo un éxito de super-ventas en su dia. Resumiendo, cine del bueno, cine con mayúsculas. Saludos!!!.
    Fenomenal blog y fenomenal comentario, si señor.

    Responder

  7. Gracias Pablo por tu comentario. Poco más que añadir a lo ya dicho. Me alegra ver que siguen apareciendo amantes de este género últimamente tan atacado por aquello de la violencia. Ojalá que toda la violencia se quedara en las pantallas de cine.

    Un saludo y espero seguir viéndote por aquí. Y perdona la tardanza en contestar, tengo un inicio de año algo complicado.

    Steiner

    Responder

  8. Pues la frase que más me gustó a mí fue la de Niven: “Si no hago un mal chiste de vez en cuando me vuelvo loco”. Lo peor la manera en que salen tan campantes de la prisión. (Hombre se supone que el que caía en manos de la GESTAPO no lo contaba) Tiene el mérito de tratar con cierta justicia a los alemanes cuando el oficial le dice a Peck: “Todos no somos como el inquisidor”. Pero lo mejor son las secuencias de aventura.

    Me pareció que uno de los oficiales de Peck trabajaba en la serie “El túnel del tiempo”. Y muy curioso lo de la historia de “El carnicero de Barcelona” cuando dice: “he estado eliminando alemanes desde 1937” Yo creí que los únicos alemanes que estuvieron en España eran los pilotos de Kóndor. No me parece muy verosímil que el oficial de Peck estuviera eliminando alemanes si no era piloto.

    Responder

  9. Zeitzler:

    En primer lugar gracias por el comentario. Efectivamente uno de los fallos de la película es la falta de realismo en alguna de sus partes como la que mencionas, pero en conjunto es muy entretenida.

    Por la clase de comentarios que haces me da la impresión de que miras las películas bélicas con mucha atención e interés, como hacemos los buenos aficionados.

    Bienvenido al Blog y espero verte por aquí más a menudo, aunque yo esté de parón técnico por un tiempo.

    Saludos

    Steiner 🙂

    Responder

  10. Es una de las mejores peliculas de accion de guerra, incluyendo a los actores, a los escenario, y la trama en si, su musica, pocas como esta pelicula, no se trata de heroismos en si sino de la accion que mantiene al espectador dentro de ella, y los actores a todos ellos, muy buenos, felicidades.
    jaime.

    Responder

  11. Era un adolescente cuando la vi y me dejó tal impresión que se ha convertido en “LA PELICULA” para mi. Lei luego el libro y volví a verla muchos años después, comparando con la actualiad, fue una avanzada en la época, al margen de los actores. Todo un placer recordarla

    Responder

  12. Hola mi nombre es Albeiro Sanclemente y vivo en CANADA.

    Acerca de los Cañonez de Navarone es una gran pelicula una de mis favoritas dentro de mi CINEMATECAASAD.

    Responder

    1. Albeiro:

      También es una de mis favoritas más por recuerdos antiguos que por el análisis frío de la propia cinta.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  13. Si no se sabe nadar (David Niven ) como se llega hasta la barca?. Creo que es una nota de humor. No se puede tener la manos llenas de grasa y luego tenerlas lipias.
    Saludos a todos. : Jose

    Responder

  14. Jose:

    Gracias por el comentario. Supongo que lo de la grasa se refiere a algún fallo de la película ¿no?. Bueno, también tiene su encanto tratar de localizar estas pequeñas meteduras de pata que, incluso, pueden llegar a revalorizar un filme.

    Saludos

    Steiner 🙂

    Responder

  15. Para mi es una de las mejores peliculas belicas de la historia del cine mundial con un conjunto de actores de primera linea como gregory peck,anthony quinn,david niven,irene papas. no podemos comparar con las peliculas de ahora pero los cañones de navarone en esa epoca era una pelicula clasica y entretenida la e visto muchas veces con toda mi familia y no me canso de verla.

    Responder

    1. Antonio:

      Pues estoy de acuerdo, es una de las grandes, todo un clásico y muy digna para verla en familia como dices. No obstante, para los cánones actuales, aunque ha envejecido dignamente, queda poco creíble.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  16. Comento hoy 19 de abril porque vi anoche la película en el canal 48.
    Coincido con los méritos de actores, director, efectos especiales.
    Pero hay descuidos lamentables porque informan erroneamente sobre la historia a los jóvenes que no la han estudiado :
    1) los uniformes de oficiales nazis son completamente distintos, en color y enseñas. – Nunca desembarcaron tantos tanques. – Los cascos de los soldados tampoco parecen iguales.
    2) La presencia de los alemanes en Grecia fue muy diferente de la real : la invasión de Grecia (como la de Egipto) la quiso iniciar Mussolini para adquirir méritos frente a Hitler, pero fue un fracaso porque los griegos defendieron muy
    valientemente su tierra e Hitler tuvo que enviar un contingente de ayuda -pero que tomó el mando- para concretar la ocupación. De modo que nunca instalaron gigantescos cañones/monstruos, imposibles de transportar via mar (un mar controlado por los ingleses), adentro de ninguna montaña : semejante instalación solo podría haber sido realizada en Normandía, en las costas del Canal de la Mancha, mirando hacia Inglaterra.

    Responder

    1. Carlo:

      No te falta razón en lo que apuntas. Ciertamente los alemanes no tenían tantas tropas, digamos, juntas, sino más bien al mando de los italianos. En cuanto a los pequeños errores de ambientación como en los uniformes y en algunos vehículos, es normal en películas de esa época aunque se trate de superproducciones.

      Gracias por tu comentario.

      Steiner 🙂

      Responder

  17. Viendo la peli pocos minutos atrás por la TV cable, la sigo encontrando entretenida y grandiosas las actuaciones de Gregory Peck, David Nivel, Quinn, etc. Opino que los efectos especiales estuvieron bien muy para la época, pero no es para alabarlos hoy; es demasiado notorio el asunto de las maquetas al estilo de esa serie de marionetas, los Thunderbirds y cuando vi la peli en el cine siendo niño, igual encontré muy falso lo de la serie de explosiones que hace saltar por los aires la caverna y lanza al fondo del mar a los cañones. No me gustó entonces, no me sigue gustando hoy, pero se entiende dado el avance texnológico del cine de los ’60 en el campo de los efectos especiales.

    Impresentable lo de los carros militares y las armas portátiles de los alemanes, quienes nunca usaron las Sten, sino las famosas MP-40 o Schmeisser como se las conoce popularmente, entre otros detalles absurdos.

    Menos mal que los alemanes hablan en su idioma en la peli, pero me sigue disgustando que siempre los retratan como unos pobres idiotas, ineptos e incapaces de detener a un par de granujas en misión comando. Estoy cabreado de ver siempre en pelis bélicas sobre la IIGM a los Aliados como los campeoncitos en todo y se olvida que a los ingleses los alemanes les dieron una paliza en Dunkerke, entre otras acciones bélicas donde los Aliados mordieron el polvo más de una vez. Me encantaría ver alguna vez películas donde los alemanes salgan mejor parados, por mucho que hayan sido los perdedores. Pero bueno, eso es el sueño del pibe, por no decir imposible. Esto es muestra evidente y elocuente de que los vencedores siempre escriben la historia a su pinta.

    Por cierto, excelente este blog. Felicitaciones a su creador! 😉

    Responder

    1. Rikochett:

      Agradecerte en primer lugar tu participación.

      Estoy de acuerdo con todo lo que dices de que ésta sigue siendo una buena película a pesar de los fallos que has mencionado del armamento y los efectos especiales ya muy superados. Yo mantengo que las películas hay que comentarlas teniendo en cuenta su antigüedad; es decir, que por ejemplo los efectos especiales hay que valorarlos para la época en que se realizaron. Lo que no significa que en este caso sigan siendo muy deficientes.

      En cuanto a la presentación de los alemanes también estoy contigo: en la mayoría de los casos son presentados como torpes, sanguinarios y deshumanizados. Puede que haya algo de verdad en estos adjetivos pero desde luego no con la contundencia que se nos presentan habitualmente. Yo me quedo más con los alemanes que se retratan en El puente, en Stalingrado (Vilsmaier) o incluso en El puente de Remagen, donde se ven actitudes más humanas.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  18. Vereis, “Los cañones de Navarone”, parten de una novela de Alistair Mclean(no se si se escribe así), tambien escritor de la novela en la que se basó “el Desafío de las Aguilas”. Si os fijais en ambas, el argumento y estructura son muy similares, y en ambas comete el mismo herror y en el mismo punto, porque en las dos cierra unas puertas, para aislar a sus heroes del ejercito alemán y poder concluir la misión y fugarse. El error está en tomar a sus lectores por demasiado pueriles( y al ejercito alemán por inutil), indicando que pierden un tiempo precioso intentando hechar ambas puertas a bajo con mazos y soplete. En realidad, en situaciones así, cualquier mando al cargo habría ordenado de inmediato VOLAR la dichosa puerta, Disparar sobre los cerrojos con todo lo que tubiese al alcance y solucionar la situación en un minuto como mucho.
    Mclear es un escritor de aventuras, y advierto que me encantan las dos películas y las novelas, pero que no se emplea demasiado en solucionar de un modo inteligente y ajustado a la realidad las situaciones extremas en las que mete a sus personajes, hay que disfrutarlo como es, y no plantearse sus novelas y secuelas fílmicas más que como lo que son, un divertimento de aventuras, com Stars Wars, La Momia,Horizontes Perdidos,etc.
    Añadiré sólo que, Los “enormes” cañones que aparecen en la película, son bastante normales en la artillería naval de esa época,el graf spii montaba cosas semejantes, Mclear los descrive mejor en la novela, aproximándolos al tamaño de famosos como el THOR, auténticas enormidades con calibres exagerados, que se desplazaban sobre bagones de tren especiales, y que tardaban unos 15 a 20 minutos entre disparo y disparo, además de ser muy poco precisos, su función era el bombardeo de ciudades y bastaba que el proyectil callese, más o menos, por la zona, del resto se encargaba su potencial explosibo.
    Como podeis ver, es sólo una peli de aventuras que no soporta el mínimo análisis serio(de hecho, ni siquiera existe la isla de Navarone,la película se rodó en Rodas y en estudios) pero es diver y popularizó el genero de Guerra/Comandos que desde entonces nos ha proporcionado tantas horas de divertimento.
    Un saludo a todos.

    Responder

    1. Sería de agradecer que, si se desea escribir en un foro, se evitasen las faltas de ortografía. Son horrorosas y hacen que el responsable pierda todo crédito argumental.

      Responder

  19. Coincidiendo con los comentarios sobre la excelente pelicula,me permito señalar el papel del contralmirante,jefe del grupo que les enviia a la mision.El actor escoces James Robertson Justice encarna magistralmente el papel.,la voz de su doblaje es casi perfecta.Los cañones no son de los grandes de los alemanes,no deben confundirse con los morteros THOR.Mas bien se parecen a los krupp de 280mm de la clase Leopold y que llevaban sobre vagones ferroviarios,similares a los del “Anzio Express”.Alistar Macclean es el autor tambien del desafio de las Aguilas,aunque estas pel´iculas son mejores los films que los libros.Por lo demas estoy leyendo ahora de este autor “Cabo de Java” libro sobre la caida de Singapur en 1942 y la huida de un grupo de ingleses perseguidos por los japoneses,que es interesantisimo.Otras peliculas del cine de guerra clasico que me gustan y aconsejo son;La gran evasion,el coronel von Ryan,…por cierto me decepciono “Fuerza 10 Navarone” continuacion de la anterior y que en este caso es mejor el libro que la pelicula..Tengo averiado el acento(tilde),lo digo por el corrector.

    Responder

  20. Sabria alguien decirme que “que palabrota” usa el personaje que interpreta Antonny Quinn cuando son bombardeados en una especie de desfiladero antes de entrar en la ciudad.
    Mi hermano y yo llevamos años con aquello de ¿kenatales? o algo así.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s