MURIERON CON LAS BOTAS PUESTAS (They Died with Their Boots On) – 1941

Director: Raoul Walsh

Estados Unidos de América, entre 1860 y 1876. El jóven Custer llega a la Academia militar de West Point donde se revela como un indisciplinado y mal estudiante. Allí conocerá a Beth y se enamorarán. Antes de graduarse como teniente comienza la Guerra de Secesión americana y ante la falta de oficiales es enviado al frente donde destaca por sus dotes de mando y sentido estratégico. Por error es nombrado General y, antes de que pueda ser revocada la orden, participa con gran éxito en varias batallas por lo que se le mantiene en el cargo. Al terminar la guerra se casa y la vida civil lo lleva al aburrimiento y al alcohol de donde es rescatado para organizar un nuevo Regimiento de caballería en la frontera con los Sioux. Tras algún tiempo consigue la paz con los indios habiendo logrado un Regimiento disciplinado y eficaz. Los intereses comerciales de una Compañía harán que lleguen muchos colonos a las colinas negras, territorio de los Sioux, rompiéndose el Tratado y comenzando una guerra que ningún bando quiere.

Se trata de una película rodada medio en clave de comedia, muy del gusto de los primeros años cuarenta. El argumento se sustenta sobre la biografía de George Armstrong Custer, magníficamente interpretado por Errol Flynn, si bien no se llega a profundizar en el personaje. Olivia de Havilland en el papel de Beth, la esposa de Custer, está en la línea de otras actuaciones de la época en que su personaje de chica guapa de buena familia y amante de su esposo no le permite un mayor lucimiento. Sí cabe destacar la actuación de Arthur Kennedy como Stuart, el enemigo de Custer desde la Academia, pasando por la guerra y terminando en el fuerte del 7º de Caballería. Logra una actuación muy convincente, sobre todo cuando muestra el enorme miedo o respeto a Custer en las escenas de la cantina. Por último mencionar a Anthony Quinn en el papel de Caballo Loco, el jefe de los Sioux, que hace poco más que un cameo.

La película presenta unas tomas espectaculares de los desplazamientos de la tropa y de los indios, con unos movimientos de cámara poco vistos hasta el momento e incluso hasta mucho después. La fotografía en Blanco y Negro es magnífica ayudando a conseguir un film épico que ha envejecido con gran dignidad, aspecto que se ve reforzado por una ambientación sobresaliente, si bien algunos efectos especiales están poco acertados: véanse los rellenos en los cuerpos que reciben flechas.

Las escenas de acción están correctamente rodadas aunque son flojas y no desentonan del aire del resto de la película utilizando las muertes dulces a que estamos acostumbrados en las cintas de la época.

El Coronel Custer da la orden de perseguir a los Sioux en Little big Horne dirigiéndose hacia una emboscada

Cabe apuntar que esta película no persigue un realismo a ultranza como sería exigible a otras grabaciones; me refiero a que algunas escenas son poco creíbles porque no se ha buscado su credibilidad en beneficio del conjunto. Véase la secuencia en que Custer captura a Caballo Loco y éste no mueve un músculo para defenderse; o la de la huída del jefe indio; y algunas otras como cuando Custer se cuela hasta en el Despacho del Presidente de los Estados Unidos. Estas escenas hay que interpretarlas dentro del tono irregular de semicomedia que tiene el film.

En lo referente al género es cierto que podría catalogarse de Western, aunque presenta ingredientes de otros muchos, siendo el predominante el que nos ocupa en este Blog.

Cabe destacar la inolvidable banda sonora de Max Steiner con su tema insignia Garry Owen sin desmerecer los demás temas épicos e indios.

Lo mejor. Me ha gustado la actuación de Flynn por la simpatía del personaje a pesar de su superficialidad. También la banda sonora y la estupenda fotografía.

Lo peor. La película presenta varias caídas de ritmo que, sin llegar a hacerla pesada, pueden distraer al espectador.

En resumen, se trata de una película inolvidable que por su épica puesta en escena, sus limpias imágenes en blanco y negro, y la magnífica marcha musical ha conseguido llegar a nuestros días manteniendo el tipo. Hay que verla.

Anuncios

5 Comments

  1. Buenas

    Es una película de su tiempo en lo que la moda era el héroe romántico y valeroso con su abnegada mujer en la retaguardia. Es mejor disfrutarla por lo que es, un espectáculo, que por lo que cuenta – la rigurosidad histórica brilla por su ausencia.

    Un saludo

    Responder

  2. Reisman:

    Ciertamente no se parece mucho a la historia, y el papel de la esposa, como dije más arriba, no deja mucho márgen de lucimiento a Olivia de Havilland.

    Gracias por el comentario.

    Steiner 🙂

    Responder

  3. Buenas

    Esta peli es un pastiche infumable. Podria haberse titulado “Custer, una hagiografia”. No es que alteren los hechos históricos, sino que directamente se los inventan. Presentan la maniobra de Custer como lo que no fue (supuestamente un movimiento de rescate para impedir la aniquilación de un regimiento) en vez de decir lo que realmente ocurrió, que Custer actuo con negligencia criminal porque buscaba su gloria personal.

    Para mi bastante mala.

    Saludos

    Responder

  4. Kleist:

    Ciertamente no se parece en nada a los hechos históricos, pero tiene otros valores como los que he destacado en el comentario: la música, el ritmo, la fotografía y demás.

    En fin, como siempre depende de gustos.

    Gracias por el comentario.

    Steiner 🙂

    Responder

  5. Pues el problema es que el tono de comedia no está debidamente desarrollado, y hay quién quiera tomárselo en serio…

    Me hubiera gustado ver más Quinn: el tipo de actor que hubiera podido salvaro.

    Errol muy correcto. Olivia desperdiciada de forma criminal, y es la mayor lástima, porque era una actriz que sabía dar de sí…cuando le daban las líneas necesarias para eso.

    Las escenas de acción correctas para la época, pero es lástima que no hubieran estado mejor: no hubiera sido la primera película bélica que se salva, e incluso consigue un buen lugar en la historia del cine si sus secuencias de combate están bien rodadas en cuanto a suspense y coreografía.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s