HERMANOS DE SANGRE – II. EL DÍA D (Day of days) – 2001

band_of_brothers03

Director: Richard Loncraine

La Compañía Easy del 506º Regimiento de Infantería Paracaidista ha embarcado en los aviones C-47 y se dirige hacia Normandía unas horas antes de la invasión. Son recibidos por el fuego antiaéreo alemán y los que consiguen saltar se encuentran perdidos, desperdigados y lejos de sus zonas de lanzamiento. Se van reuniendo pequeños grupos que van dando golpes de mano hasta que llegan al punto de reunión. Una vez allí, el Teniente Winters tendrá que asumir el mando de la Compañía al no aparecer el Teniente Meehan; la Easy recibirá la orden de silenciar unos cañones que baten la playa de Utah desde un lugar llamado Brecourt Manor.

En este capítulo vemos escenas dentro de los aviones durante el viaje hacia lo desconocido: nervios, rezos, mareos, etc. El momento en que reciben el ataque de los antiaéreos alemanes nos brinda espectaculares secuencias de aviones explotando, saltos de los paracaidistas antes de que se encienda la luz verde y aviones ardiendo por dentro como pocas veces se ha mostrado hasta ahora. Y otro aspecto poco visto hasta el momento: los pilotos de los C-47 con sus dudas, sus temores y sus nervios al ser atacados y sentirse responsables de la carga humana que llevan detrás; y además muriendo.

También llama la atención que se muestre que la mayoría de las bolsas de pierna de los paracaidistas se soltaron en el salto perdiéndose todo el material, equipos y armas o municiones que llevaran, como ocurrió en realidad.

hermanos-sangre-2-01

Sin duda la mejor escena del capítulo, y una de las mejores de toda la serie, es la final: el asalto a la posición de la artillería alemana en Breourt Manor. Se trata de una escena larga, con un buen ritmo mantenido, cargada de emoción y con unas secuencias de combate estupendamente rodadas.

La ambientación es más que correcta y aparece especialmente cuidada: escenarios, uniformes, armamento, vehículos y demás atrezzo consiguen transportarnos hasta 1944. Los efectos especiales tampoco defraudan y se nota que están a la última y en la línea de producciones de la época como Salvar al soldado Ryan que marcó un antes y un después no sólo en este apartado. Toda la serie mantiene este nivel por lo que omitiré este apartado en los comentarios de los siguientes capítulos.

hermanos-sangre-2-02

Lo que más me ha gustado es el buen tono general del capítulo, cómo cuenta el día D desde el punto de vista de un grupo de paracaidistas, dispersos, perdidos y desorientados. Y la ya mencionada magnífica escena final del asalto a Brecourt Manor.

Lo que menos me ha gustado, casi nada. Quizá el enfrentamiento tan poco convincente entre Guarnere y Winters. También hay dos pequeños fallos: cuando atacan al grupo alemán del viaducto, Lipton le entrega un fusil alemán a Winters que ha perdido el suyo en el salto. Únicamente le da el fusil y no le entrega ni un cartucho de munición además de las cinco balas que puede tener como máximo el Kar 98. El segundo fallo es cuando Winters introduce la granada alemana por la boca del cañón para inutilizarlo en que se ve claramanete que se le escapa sin poder tirar bien del cordón de activación. También, dentro de tanto realismo, no parece muy creíble que hasta en dos ocasiones estalle una granada de mano tan cerca de un soldado y no sufra ni un rasguño.

La frase. Al final, después del asalto a los cañones, Winters conversa con Nixon: “Hoy he perdido un hombre … ha caído en Brecourt … no ha llegado a cumplir los veinte …”.

Concluyendo, se trata de un buen capítulo de una serie excepcional.

Anuncios

15 Comments

  1. Buenas

    Coincido con tu estupendo comentario. Es un gran episodio con un estupendo final. Sin embargo, yo lo que me costó creerme fue la escena en que los Dakotas sufren el fuego antiaéreo. No se cuantos antiaéreos habría sobre Normandía, pero en la escena parece que hay más que en toda la defensa aérea de Berlín.

    Un saludo

    Responder

  2. Reisman:

    Tienes razón en lo que dices del número de antiaéreos alemanes ya que no solo parece que sean demasiados, sino que además están muy concentrados con lo que sería muy fácil haberlos evitado.

    Gracias por el comentario.

    Steiner 🙂

    Responder

  3. No es tan exagerado como parece: los alemanes estaban estudiando la posibilidad de triplicar la producción de artillería antiaérea, y cancelar sin màs la producciòn de aviones. En realidad, a esa altura de la guerra, la artillería antiaérea fué la únca respuesta a la superioridad aérea aliada. (se dice que los aliados fabricaban 50.000 aviones anuales) Los alemanes tuvieron antes del día D una desastrosa diferencia de planificación sobre un avion caza-bombardero que no estuvo listo antes del D precisamente porque Hitler quería adaptarlo para llevar bombas de 250 kilos. (Se formó una bronca fenomenal cuando le dijeron que no: mandó quitar el blindaje y ponerle la capacidad de llevar bombas, amén de casi comerse vivo a Milch y a Goering) como consecuencia, los alemanes carecían mucho de aviones. Rommel predicaba que las primeras 24 serían decisivas, precisamente porque con la superioridad aérea aliada, la mayoría de los panzers no podrían moverse en el día sin ser destruidos, y tendrían poca movilidad en la noche. Así que es probable que hubiera muchos. Lo de concetrarlos, a lo mejor sí es falla de la película.

    Responder

  4. Zeitzler:

    Muy interesante lo que comentas sobre la aviación y la defensa antiaérea alemanas, pero creo que tiene razón Reisman en su afirmación de que parece muy exagerada tal y como se ve en la serie.

    Gracias por el comentario y espero seguir viéndote por aquí.

    Steiner 🙂

    Responder

  5. Hay una serie excelente, pero viejísima, que sería muy interesante comentar con Hermanos de sangre en cuanto a comparación: Erase Una Vez Un Aguila. Hay un buen sitio web sobre ella en inglés. Lamentablemente no domino todavía ese idoma. Trataba sobre dos oficiales (uno bueno y otro malo) y sus esposas, sus vidas como civiles en el período de entreguerras y sus experiencias sobre responsabilidad de mando en la IIGM después de haber servido en la primera. Con Glenn Ford, es una buena referencia sobre lo que eran las series bélicas de los 70. Recuerdo que cuando la pasaron en la tele, en mi casa, toda la familia le iva al malo, y nadie se podía tragar al oficial bueno.

    Sobre películas, hay dos que sería interesante comparar por su analogías entre una y otra en cuanto a la tematica paralela, en estilos totalmente diferentes: Lawrence de Arabia y Dune. ¿Nadie ha notado la semejanza entre el argumento de las dos?

    Y el curioso contraste entre la escenografía belleza-épica de la primera y contraste entre fealdad física y ruindad moral que vemos en la otra. Con máquinas grotescas, uniformes rídiculos, etc. En cierto modo, como comparar pintura clásica con arte pop. Y en ambas la misma figura del héroe extranjero que sin ser parte de un pueblo, se convierte en líder de ese pueblo, con el fondo de intereses creados imperiales en ambas. Realmente el libro de Hebert se inspiro algo en el personaje real inglés, pero con el añadido que cuando se produjo el filme, ya existía la versión fílmica de Lawrence en cinemascope. Y aún así, Dune fué una adaptación fallida.

    Responder

  6. Zeitzler:

    Por lo que dices deduzco que eres hispanohablante y me gustaría saber si la serie que mencionas (totalmente desconocida para mí) está doblada al castellano. Me ha picado la curiosidad.

    Sobre las similitudes entre Lawrence de Arabia y Dune, estoy de acuerdo; pero el tema daría para un comentario bastante más amplio que espero escribir en un futuro no muy lejano.

    Gracias por tus aportaciones.

    Un saludo.

    Steiner 🙂

    Responder

  7. Pues yo ví la verisón original en español, desde el primer al último capítulo. En aquél entonces, no había canales por cable. La pasaban en un espacio titulado Best Sellers. (En youtube se puede ver la intro con sólo poner “Once an Eagle” y algún pasaje de la serie; actuaba también Anthony Zerbe y la protagonisaba Sam Elliot) Debo decir que soy venezolano y que la ví de niño, en los 70. Se basa en un libro del mismo título del escritor Anton Myrer. Creo que no se pasó jamás en España. Pero recuerdo que abarcaba varios años de la vida de los dos oficiales. Su mérito es que nos contaba la vida privada como civiles en los años 20 y 30 tanto como las experiencias de ambos en las dos guerras. Especialmente desde el punto de vista de las esposas de ambos. La verdad es que casi no recuerdo nada ya, menos el hecho de que a todos nos encantaba. Cuando veo Hermanos de sangre siempre se me viene a la memoria, pero nunca recuerdo más que la escena inical, cuando el oficial malo le dice al bueno, después de un tremendo combate en la IGM: “No me meto en lo que es ajeno, si quiere puede continuar, esta no es mi misión” y se iva tan campante. Después de tanto bombazo, los soldados del bueno tenían las ganas de hacer lo mismo que todos en mi casa: aplaudirle al malo.

    El título viene por una anecdota que cuentan los personajes sobre las aguilas: los pieles rojas parece que las cazaban con mucho intéres para poder convertirse en jefes: por eso llevaban los penachos con sus plumas. Cuando un aguila (El aguila americana, precisamente, la del escudo) encontaba otra totalmente “desplumada” (y nunca mejor dicho) decía…

    … maldición, no me acuerdo ya; algo que no entendí entoces, supongo que un poco incorrecto, porque nadie en mi casa quiso explicarlo (de niño ya sabes que eso es que es algo malo, o lo supones) pero sí recuerdo que era el origen del título. El libro parece que tuvo mucho éxito.

    Yo pude conseguir otro de Myrer: El Último Convertible. Se hizo otra serie de Tv con él también, pero no la ví.

    Responder

  8. Zeitzler:

    He visto algunos fragmentos de la serie en You Tube en inglés y tiene muy buena pinta, aunque yo no sé inglés. La he estado buscando en castellano y no la he encontrado. A ver si algún día me la cruzo y puedo verla. ¿Cuántos capítulos eran?

    Saludos

    Steiner 🙂

    Responder

  9. Creo que 7. Pero hay un sitio web en inglés sobre la serie. Si puede ud. conseguir alguien que le redacte la pregunta en inglés pidiendo la respuesta en español (hoy día hay muchos hispanoablantes en EUA) puede probar en la dirección guiveustheminiseries@one-an-eagle.com. Yo no lo he probado. Le recomiendo más bien que trate de conseguir el libro original en español. Creo que se puede conseguir. Claro que el último convertible es más accequible. Pero no se pierde nada por leer ninguno de los dos: eso sí, el convertible habla más de la vida civil antes y después de la guerra de los soldados que participan en la IIGM. Y tiene un principio lento. hay que meterse bien dentro de la historia para apreciar el pulso de la misma.

    Hay algunos coleccionistas de series latinoamericanas que coleccionan series antañonas como esta. Quizá buscando en serio en la red consiga uno que se la cambie por algua peli difícil de conseguir aquí. (Debo decir que nosotros no tenemos euros, y suele ser díficil conseguir dólares para comprar en internet, por lo que el intercambio, mas que la compra, de DVDs esta muy en boga de este lado del charco)

    Responder

  10. Buenas Steiner

    Este episodio me llenó a medias. En mi opinión hay demasiadas partes dialogadas en los dos primeros tercios de metraje, aunque se salda bien con el espectacular asalto a Brecourt, como señalas.

    De todos modos, siendo el episodio dedicado al Dia D, eché en falta algo más de acción y espectacularidad pero bueno, tampoco se puede decir que el capítulo no sea ajustado a la realidad de los hechos históricos. No es de mi episodios favoritos pero sí se merece un 7 de nota.

    Saludos

    Responder

  11. Kleist:

    Tienes razón sobre el exceso de partes dialogadas, aunque hay que tener en cuenta que es el segundo capitulo de la serie y aún se nos está presentando a los personajes. Es cierto que es bastante fiel a los hechos históricos, no en vano se basa en las memorias de los protagonistas. Tampoco es mi episodio favorito, es el tercero “Carentan”, que tiene mucha más acción y espero comentarlo en breve. Aunque como dije en el comentario general de la serie, se sacaría una magnífica película de unas tres horas y media o cuatro con las mejores escenas de todos los capítulos.

    Zeitzler:

    He estado indagando por Internet y no encuentro la serie ni para bajar ni para comprar. Supongo que tarde o temprano aparecerá.

    Gracias a los dos por los comentarios.

    Steiner 🙂

    Responder

  12. Hola.

    Se que llego muy tarde. Espero que seais condescendientes 😉

    En lo referente a los antiaereos no estoy de acuerdo.

    En Normadía la noche del 5 al 6 de junio estaban desplegadas 160 piezas de 120-160 mm además de 300 cañones ligeros. Estos estaban concentrados en zonas circundantes a poblaciones estratégicas que evidentemente fueron el objetivo de las divisiones aerotransportadas.

    Para que os hagais una idea:

    1º de 506 sobre Etienville , 6 Dakotas derribados, 30 dañados, 13 dispersados.
    3º del 501 sobre St. Germain Varreville, 3 derribados.
    1º del 502 sobre Sainte Mere Eglise, 2 derribados, 14 dañados, 20 dispersados.
    2º del 501, 6 derribados , 26 dañados… etc.

    De los 811 aviones lanzados sobre la península de Cotentin 21 fueron derribados y 196 dañados.

    De 511 planeadores 7 fueron derribados y 175 dañados.

    Para haceros una valoración más aproximada, en la Operación Market Garden sobre la ciudad holandesa de Eindhoven fueron derribados 30 de unos 450 aparatos. La media es superior, pero considerar que Eindhoven era una ciudad mucho más grande que las existentes en la zona de desembarco, las tropas aliadas ya estaban presentes en el continente europeo, en consecuencia esta localidad estaba fuertemente defendida y sobre todo, era de día.

    Un saludo.

    Fuente: http://www.6juin1944.com/assaut/aeropus/en_page.php?page=statistics

    Responder

  13. Perdonarme que siga por partes, pero no dispongo de todo el tiempo del que desearía.

    En lo referente a las explosiones de las granadas quizás lo pongan un poco cerca de más, pero recordar que las anecdotas concretas de esta serie fueron reales, otra cosa es que por aumentar el dramatismo o la espectacularidad se manipule la línea temporal o que no hayan sido experiencias prrotagonizadas por la compañia E y si comunes a las tropas que participaron en la Campaña Europea.

    Ahora mismo creo recordar que una de las granas es la famosa MK2, la que os viene a la mente si imaginais una granada “americana”.

    La otra era alemana, del tipo 25 conocida como “potato masher” y caracterizada por su mango de madera.

    La diferencia principal es que la MK2 es una granada de fragmentación. El explosivo está encapsulado en una envuelta metálica con unos rebajes diseñados para que se rompan, fragmentandose y provocando que la metralla despedida pueda llegar a dañar hasta los 50 m.

    La “potato masher” ademas de poseer el famoso mango de madera que posibilitaba lanzarla mucho más lejos, carecia de una carcasa metálica tan consistente, su cantidad de metal era menor, en consecuencia generaba mucha menos metralla. Testmonios como el teniente William Tucker del 505º PIR describen que “los alemanes podían usar esta granada como arma de asalto, lanzandola y corriendo detrás de ella inmediatamente.” (Oral History Association)

    Por ello que no os extrañe si escuchais alguna historia que tenga que ver con “sustos” con estos trastos y que puedan vivir para contarlo. La MK2 por el contario provocó muchísimos accidentes al emplearla como arma de asalto, iriendo a las misas tropas que las estaban usando.

    Un salduo.

    Responder

    1. Kikokeko:

      En primer lugar muchas gracias por el comentario. Da gusto leer a alguien que se expresa con corrección y con conocimientos. Gracias de nuevo. Ahora llevo una temporada en que no puedo dedicarle tiempo al Cine Bélico, pero en breve espero poder retomar esta auténtica pasión.

      Por cierto, esta serie es magnífica y mucho mejor que el libro del que nace que he tenido ocasión de leer este verano.

      Un saludo y espero contar en el futuro con sus comentarios.

      Steiner 🙂

      Responder

  14. Si, el señor Ambrose a veces en sus libros se pone un poco pesadito. 😉

    Gracias a tí, hace tiempo que sigo este blog. La verdad es que lo has convertido en un auténtico vademécum del que no puedo prescindir.

    Esperaré pacientemente.

    Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s