DAYS OF GLORY (Indigènes) – 2006

days-of-glory-cartel

Director: Rachid Bouchared

Segunda Guerra Mundial, 1943. El ejército francés recluta soldados entre los habitantes de sus colonias del norte de África; se trata de soldados musulmanes que se sienten franceses a pesar de no haber pisado nunca el suelo de Francia. Pero ahora la Patria les necesita para que den su vida luchando contra los nazis. Las diferencias culturales y las discriminaciones no tardarán en aparecer. Los “indígenas” del 7º Regimiento de Tiradores Argelinos lucharán en varios teatros de operaciones siempre en cabeza del ataque pero sin disfrutar de los permisos, del equipo, ni de la alimentación de sus compañeros de armas franceses.

El argumento se sustenta en la mirada de cuatro soldados argelinos y marroquíes: Saïd, Abdelkader, Messaoud y Yassir. Ellos se sienten franceses sin renunciar a su religión, a sus costumbres, ni a sus señas de identidad; pero ya que se juegan la vida igual que los demás, quieren recibir el mismo trato, la misma comida, las botas y los abrigos para la nieve, los ascensos y los permisos. En un momento de euforia, uno de ellos vivirá un romance con una francesa y tendrá la ilusión de que es igual que los franceses. Pero la realidad es otra: sus cartas son censuradas únicamente por tratarse de un indígena, no está bien visto que se relacione con una mujer francesa. El sargento de su pelotón (Martínez) mantiene en secreto que es árabe y se enfada mucho cuando uno de los argelinos que es su asistente le dice que lo sabe. Éste es un pecado imperdonable en el ejército francés.

days-of-glory-fotograma

En el apartado interpretativo, los protagonistas, todos de origen norteafricano,  logran unas actuaciones estupendas y muy creíbles. No en vano los cinco protagonistas (Jamel Debbouze, Samy Nacéri, Roschdy Zem, Sami Bouajila y Bernard Blancan) obtuvieron en el Festival de Cannes el premio a la mejor interpretación masculina. Especialmente Jamel Debbouze en el papel de Saïd, a pesar de su minusvalía (tiene un brazo inútil). Asimismo Sami Bouajila como Abdelkader conforma un personaje muy completo y bien delimitado. El personaje algo más secundario de Bernard Blancan como el sargento Martínez juega un papel fundamental en la trama al mostrar la defensa de sus hombres ante el mando francés, más aún cuando se descubre que se trata de uno de ellos.

El cabo Abdelkader es un idealista que cree que puede ascender si se prepara; es el único del grupo con algo de formación y en todo momento intenta proteger a sus “hermanos”. Saïd es un bonachón analfabeto que se deja llevar, pero que sabe defenderse si se meten con él. Yassir y su hermano Larbi (Assaad Bouab) se han enrolado por el dinero para que éste último pueda casarse. Messaoud (Roschdy Zem) pasa de creer que puede integrarse en la sociedad francesa, a sufrir directamente la discriminación por ser árabe. En un momento de la película dirá: “aquí me respetan”, a lo que Saïd le contestará: “seguirás siendo un moro”.

days_of_glory-cartel2

La fotografía algo desaturada, muy en la línea de cintas recientes desde la magistral Salvar al soldado Ryan, como Hermanos de sangre y Cartas desde Iwo Jima, le confiere una vistosidad especial, quizá más real. Y precisamente al introducir imágenes de paisajes en blanco y negro cada vez que se cambia de escenario, la transición a la historia que muestra la cinta se hace menos brusca.

La ambientación cabe calificarla de sobresaliente tanto por los escenarios de exterior como por el resto de atrezzo de armas y uniformes. Especial mención merecen los atuendos de los marroquíes como el de uno de los protagonistas, Yassir, que lucen chilaba rallada con capucha junto con las Thompsons americanas.

days_of_glory-cartel3

Las escenas de acción también brillan con luz propia al utilizar los últimos avances en el campo de los efectos especiales. Vemos cómo los soldados tienen miedo en la lucha, se fatigan al correr y son sepultados por montones de tierra y cascotes que se desprenden de las explosiones.

La música tan sólo tiene dos o tres apariciones estelares con cánticos en árabe que nos recuerdan a la estupenda banda sonora de Black Hawk derribado.

Presenta algunas similitudes con Salvar al Soldado Ryan: la secuencia del cementerio plagado de tumbas de árabes en este caso, la misión final suicida que no contaré para no estropear el desenlace, y las dudas de los soldados sobre esta última misión incluído el amago de marcharse de uno de ellos (Yassir) tras la muerte de su hermano.

days-of-glory-fotograma-3

Me ha gustado ver que se muestra sin rodeos la rapiña tras el combate y cómo al principio de la cinta se les advierte “se permite el saqueo para comer, pero a las mujeres ni tocarlas… porque seréis fusilados”. El aspecto religioso aparece discretamente salpicando algunos momentos de máxima tensión en que los protagonistas recitan “proclamo que no hay más Diós que Alá…”.

Además del premio ya citado obtuvo los siguientes: Festival de Cannes, premio a los valores humanos. Seminci, premio del público.

Lo peor. Quizá el excesivo descaro con que los mandos franceses burlan las expectativas de integración de los musulmanes. Es verdad que la película denuncia una situación injusta, que se ve muy bien plasmada en la secuencia en que los fotógrafos militares estás tomando una foto donde dirán: “Miren aquí: los soldados franceses liberan Alsacia”, posando con los civiles sólo hay soldados “blancos” franceses, mientras que detrás de la cámara desfilan chilabas y turbantes. Y el Coronel que hace poco prometió reconocimiento por la sangre derramada, ahora pasa de largo mirando para otro lado y haciendo oídos sordos ante las demandas de Abdelkader.

La frase. Al principio de la película el veterano sargento Martínez le dice al inexperto cabo Abdelkader: “Si algo va mal, encended un cigarrillo y antes de que prenda habrá pasado”. Y sobre todo el alegato de Abdelkader sobre la integración “y aunque tengamos que pagar cien veces más que ellos, pagaremos”.

Concluyendo diré que se trata de una magnífica película que me ha sorprendido, ya que pasó fugazmente por las pantallas españolas. Un argumento contundente, un ritmo bien llevado, buenas actuaciones, la ambientación y la fotografía en su punto y una historia para recordar, la convierten en una de las mejores películas bélicas de los últimos años. Imprescindible.

Sesenta años después, el que fuera cabo Abdelkader sigue malviviendo en un suburbio de una ciudad francesa…

Anuncios

22 Comments

  1. Buenas

    Pues yo aquí discrepo del todo. A mi no me pareció tan buena. Principalmente porque es una versión políticamente correcta de la intervención de las tropas marroquíes en la IIGM. Está muy bien que se les reconozca lo bueno y su esfuerzo por la victoria aliada. Pero también creo que deberían haber mostrado el lado malo como por ejemplo las atrocidades cometidas con la población italiana durante la batalla por MonteCassino. Los franceses se vieron obligados a retirar dichas tropas del frente para evitar que los partisanos italianos comenzaran a considerar a los aliados como otro enemigo. Aun hoy el termino “marroquineria” tiene una connotación muy negativa en Italia.

    Si obviamos el mensaje de “corrección política” (pobrecitos marroquíes que parecen ser los únicos que han sufrido durante la IIGM) la película es una cinta de guerra más.

    Un saludo

    Responder

  2. Reisman:

    Tienes razón en lo de la corrección política y en lo de las atrocidades que cometieron; como el tema de cobrar por oreja de enemigo. Incluso creo que la película hace un pequeño amago de tocar el tema de pasada en la escena en que Yassir y su hermano están robando a un cadáver alemán y le golpean la boca con la culata para quitarle las piezas de oro.

    Aún así mantengo lo apuntado en el comentario ya que la película consigue denunciar la discriminación y la injusticia que se hizo con ellos. Todo ello además de las buenas interpretaciones, ambientación y escenas de acción.

    Gracias por tu comentario.

    Steiner 🙂

    Responder

    1. Strategos:

      Me alegro de que te haya gustado mi blog. La verdad es que yo disfruto escribiéndolo a la vez que visionando las películas con “otros ojos”.

      Gracias por el comentario y por incluirme en tus enlaces, me daré una vuelta por tu blog.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  3. Buenas Steiner

    Mi comentario va en la linea del de Reisman. A mi me parecio una película correcta en cuanto a interpretaciones y ambientación, pero poco más. Mucha correción política (en plan “alianza de civilizaciones”) pero se echa en falta algo más de imparcialidad a la hora de juzgar la actitud de las tropas coloniales francesas.

    Por otro lado, lo que más me decepcionó fueron las escenas de acción, las cuales me parecieron mayormente descafeinadas. Muy breves, y solo se ven un par de docenas de combatientes, a lo sumo. Pedir la espectacularidad visual del “Soldado Ryan” era demasiado, pero un poquito más sí que me había esperado de esta película.

    Saludos

    Responder

    1. Kleist:

      Ciertamente las escenas de acción son pocas, pero sí creo que bastante correctas en su ejecución. Por lo demás, lo dicho, la actuación de las tropas coloniales francesas fue lo que fue, pero ello no quita para que se les reconozca su esfuerzo y sacrificio.

      Gracias por el comentario.

      Steiner 🙂

      Responder

  4. Yo nací en Alemania.El racismo existe en todas partes.Importan las personas,todo lo demás son tonterías.Todos luchaban.Las tropas coloniales vivían bastante mejor (económicamente hablando) que el resto de sus vecinos.Estando en Melilla recuerdo a un antiguo Regular(75 años) que visitaba el Hospital Militar comentando lo bueno que era Franco porque les daba buena “soldada”.Paraterminar:es un panfleto

    Responder

    1. Rafa:

      Lógicamente contaba con que mi crítica de esta película no iba a dejar indiferente a nadie. Personalmente he preferido quedarme con la parte que el director pretende resaltar: la injusticia que se ha cometido con estos combatientes. También es lógico recordar que cometieron atrocidades, pero ¿quién no las comete en una guerra?.

      Gracias por tu comentario.

      Steiner:-)

      Responder

  5. Hola, acabo de encontrar tu blog y me parece ideal para los proyectos que tengo en mente. Hace poco de un mes empece con una obsesion que me rodaba por la cabeza: cine belico. Y este blog es ideal para ello, solo que he visto que faltan algunas epocas belicas (ya se que es dificil abarcar TODO), pero por ejemplo: Guerras Napoleonicas, Guerras de independencia americana, guerras europeras del s. XVII-XVIII, etc… Desearia colaborar contigo.

    Saludos y gracias!

    Responder

    1. iMago:

      Gracias por los halagos. Lo cierto es que me gustan todas las películas de guerra aunque me inclino más por los conflictos modernos desde principios del siglo XX. No obstante habrás observado que también he comentado (y espero poder seguir haciéndolo) películas sobre guerras de otras épocas: véanse Zulú, Murieron con las botas puestas o Las guerras Clon.

      Sobre tu colaboración, te la agradezco en lo que vale aunque no sé cómo podría ser. De todas formas este blog es un proyecto personal que atiendo cuando puedo y sin comprometerme a una producción mínima; sólo escribo cuando puedo distraer algo de tiempo de mis otras muchas ocupaciones. Lo que no dejo es de visionar cine bélico y en estos momentos tengo una larga lista de películas vistas y esperando turno para ser comentadas.

      Gracias de nuevo y espero seguir viéndote por aquí.

      Steiner 🙂

      Responder

  6. Buenas

    Feliz 2009 Steiner.

    Ciertamente todos cometen atrocidades en las guerras. También es cierto que unos más que otros. Lo que no me gusta es que sólo se muestre el lado brillante y no el oscuro. Un ejemplo de buen hacer es “Tiempos de gloria”, en la que se muestra el saqueo de propiedades sureñas por parte de las unidades de soldados negros.

    Un saludo

    Responder

  7. Pues aunque el tema del racismo es muy candente, y por sí mismo hace que la película tenga otra dimensión, me quedo definitivamente con las opiniones de Steiner: las escenas de acción lo que son es un poco breves, pero bien logradas. Lo mejor también me parece la actuación de los protagonistas, y se ve que el guionista ha tenido el acierto de equilibrar los caracteres de cada uno para que el film salga más equilibrado. Eso demuestra que quisieron hacer algo más que un panfleto o una ensalada de tiros.

    Es de hacer notar que esos suelen ser precisamente los dos puntos flacos del cine bélico moderno: o se exagera demasiado la parte de acción, y se corre el riesgo de filmar un bodrio como Rambo, o se exagera demasiado la parte crítica contra la guerra, y te sale un sermonazo. En genreal las películas de Viet Nam y de la guerra civil española suelen incurrir en el riesgo del primer pecado, y las de la IIGM tienden algo más hacia el segundo.

    Es cierto que podría haber quedado mejor, y creo que es eso lo que decepciona un poco: que el espectador intuye que el filme va a ponerse bueno y… no llega al punto clave para pasar de ser una buena película…y a muchos cinefilós eso les cae como un tiro.

    Lo del atrezzo lleva el sello del buen conocedor de cine bélico. Mis felicitaciones, señor Steiner.

    Responder

    1. Rossellini:

      Gracias por participar. Poco más que añadir a su estupenda exposición. Espero seguir viéndole por aquí. A partir de ahora sus comentarios aparecerán automáticamente.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  8. Ahora habrá que hacer la versión española dirigida por algun amiguito de Zapatero de los moros combatientes en el bando nacional durante la guerra civil, cortando por supuesto las escenas de asueto con las señoras republicanas de los pueblos o como el presunto saqueo se convertía en ¨requisa¨ (versión defendida por los típicos revisionistas estilo Cesar Vidal) de máquinas de coser y enseres varios para venderlas en su zoco. Si lo dirige Almodovar ya podremos ver la típica historia de amor entre un mocito moro y un bigotudo sargento de la legión (o un facha de pelo engominado).

    Responder

    1. Bill:

      ¡Quedan tántos episodios históricos por escribir y rodar…!. En fin, a todo se le pueden dar las vueltas que se quiera pero al final la Historia real acaba resurgiendo por más que algunos traten de manipularla.

      Gracias por el comentario, un saludo.

      Steiner 🙂

      P.D. Preferiría que no aparcieran alusiones políticas directas en este Blog en que trato de mantener corrección y su carácter apolítico.

      Responder

  9. Procuraré moderarme aunque no hace mucho leí en ¨la aventura de la historia¨ algunas historias de homosexualidad en la GC en el bando nacional que inspiraron mi última misiva, y como habrás visto he pegado un tiro en ambos bandos previniendo la sesgada visión que tienen los cineastas y periodistas de éste país dependiendo de quien les pague o les saque en sus medios.

    Responder

  10. Hola.

    Recientemente me he encontrado con este espacio. Tengo que felicitarte. Como aficionado al cine bélico me resulta muy interesante, más aun cuando yo he iniciado mi actividad “blogera” en este tema no hace mucho. Me he dado cuenta que, en el análisis punto por punto, aunque distintos en organización y perspectiva, son ciertamente similares, motivo por el cual te pido disculpas.

    En realidad, y ya centrándome en la película que comentas, creo que se trata de una gran película no sólo en la forma sino, sobre todo, en el fondo temático. La postura de los oficiales franceses no es, sin embargo, a mi parecer tan exagerada respecto a los musulmanes como comentas. La perspectiva egocentrista del mundo y el desprecio de los franceses por todo lo que no les permita mostrar su orgullo se ve fantásticamente reflejado. Otro día hablaríamos del tema de porque Hitler tenía que ser necesariamente malo…

    Técnicamente la película no es que pase a la historia, pero la gama de armas lijeras que se muestran dan a la cinta un toque muy correcto.

    Convengo contigo: una buena película; mejorable, pero buena.

    Saludos

    Responder

    1. Wittmann:

      Gracias por participar y por tu aportación al tema que nos ocupa. En cuanto pueda me daré una vuelta por tu blog.

      Saludos

      Steiner 🙂

      Responder

  11. Buenas Steiner

    Veo que hace tiempo que no actualizas el blog, una pena, porque era de los mejores de cine bélico. A ver si te animas y retomas las reseñas.

    Saludos
    Von Kleist

    Responder

    1. Estimado Kleist:

      Tienes toda la razón, la verdad es que mis otros quehaceres laborales y familiares me impiden dedicar a esta pasión el tiempo que se merece. Y, como conocedor de mi Blog, habrás observado que no me contento con cualquier cosa. Quiero decir que si publico una crítica, me gusta que tenga fundamento y esté bien construida; y disfruto mucho haciéndolo.

      Espero volver pronto.

      Gracias por tu comentario. Saludos

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s