LAS ÁGUILAS AZULES – The blue Max (1969)

blue_max 2

Director: John Guillermin

I Guerra Mundial, frente Occidental, bando alemán. El cabo Bruno Stachel (George Peppard) sirve en infantería desde donde admira cómo la aviación interviene en los combates con menos penuria que ellos a ras de suelo. Se alista en aviación donde todos los pilotos provienen de familias aristocráticas contrastando con su origen humilde. Al incorporarse a su escuadrilla estas diferencias se harán más patentes marcando su forma de actuar fría y despiadada. Su ambición es conseguir la máxima condecoración de la aviación alemana, el Max azul o Cruz Pour Lè Mèrite, que se obtiene con veinte victorias (aviones derribados). Su desencuentro con los demás pilotos, especialmente con Willi (Jeremy Kemp), hará que rivalice con él hasta ir consiguiendo victorias. Debido a su origen humilde, el General Von Klugermann (James Mason) lo utilizará para la propaganda de guerra dándole al pueblo un héroe más cercano que el Barón Rojo (Von Richtoffen), que también es un noble. La lucha por las victorias y por conseguir los favores de una bellísima Úrsula Andress interpretando a la esposa del General, llevará a los dos pilotos a un duelo moral y de combate de consecuencias impredecibles.

Como otras muchas veces el título de la película en España no tiene nada que ver con el original que es ni más ni menos que el nombre de la condecoración que el protagonista quiere conseguir.

blue_max medalla

Las más de dos horas y media de la cinta no logran el aburrimiento del espectador ya que el ritmo bien sostenido, excepto en las escenas amorosas, conquista su atención en todo momento.

Las interpretaciones más destacables son las de Peppard y Andress aún sin llegar a ser magistrales. También James Mason, una vez más vistiendo el uniforme de General alemán, hace honor a su renombre de gran actor. Me ha gustado especialmente el papel de Willi como el As de la aviación aristocrático que desdeña todo lo inferior a su categoría. Esto se plasma cuando Stachel le lleva la botella de champán “… creo que no tenemos los mismos gustos…”

AguilasAzulesLas

La ambientación está muy lograda en cuanto a uniformes, armamento, vehículos y aviones; además, la fotografía consigue resaltar poderosamente estos aspectos. Los combates aéreos consiguen fijar la atención del espectador por su realismo y vertiginosidad.

En cuanto a las similitudes que podría tener con otras películas del género como la magnífica La Cruz de Hierro, ciertamente podría establecerse algún paralelismo en cuanto a que, en ambas, uno de los personajes principales busca desesperadamente la máxima condecoración; pero nada más, pues se trata de personajes opuestos en cuanto que uno es valeroso y el otro un cobarde, uno es un aristócrata y el otro un plebeyo y, lo más importante, los medios utilizados por uno y otro son completamente opuestos: por un lado la falsedad y el oportunismo robando el honor a un muerto; por el otro, combatiendo valerosamente.

BlueMax 1

Lo mejor. La magnífica fotografía unida a una ambientación excepcional.

Lo peor. La sangre de color rojo tomate que aparece en varias escenas.

La frase. En la primera fiesta, tras el derribo del avión de observación inglés en circunstancias extrañas por Stachel, éste contesta ante la afirmación de que ha impresionado al General: “El favor de los poderosos es siempre fructífero”.

Resumiendo, una buena película, muy visual, con ritmo e interpretaciones interesantes. Recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s